fraude en fiesta de graduación

ÉPOCA DE GRADUACIONES: aprende a evitar un fraude

Cuando uno inicia una carrera, quizá el día que más causa ilusión es el día de la graduación, pues es señal de que el camino ha sido recorrido en su totalidad y que vendrá una nueva etapa en la vida de cada uno de nosotros. Sabemos y estamos conscientes que quizá ese sea el último día que veamos a quienes durante ese camino se convirtieron en una muy importante parte de nuestra historia, entonces se vuelve el momento para sacar nuestras mejores galas y pasar una noche inolvidable.

Jóvenes de diversas carreras, se toparon con que el asunto de una fiesta de graduación no era tan sencillo, pues hay que elegir anillos, reconocimientos, un lugar donde llevar a cabo el magno evento, cotizar los recuerdos, elegir el menú, la fotografía, y entonces, toda esa ilusión se convierte en momentos de verdadera desesperación.

Ante ello, empresas como PMP Eventos surgen para darle a los jóvenes opciones simplificadas para resolver su problema y que todo quede en manos de los expertos, por supuesto, esto tenía un costo económico, que además, resultaba ser el más atractivo de acuerdo a las demás ofertas escuchadas.

Y al final, jóvenes de varias escuelas fueron timadas y no tendrán la fiesta de graduación soñada.

¿Cómo evitar ser víctima de empresas como PMP Eventos?

Para comenzar, lo primero que debemos tomar en cuenta son las referencias y el tiempo de operación de dicha empresa, no es lo mismo una empresa con un año operando que una con más de 15 o 20, además, dichas empresas deben tener una cartera de clientes con los cuales podamos contactar para pedir referencias, si no les quieren dar dichas referencias, mejor eviten perder su dinero y vayan a otro lado.

También, es válido acudir ante la Procuraduría Federal del Consumidor y solicitar sean informados si dicha empresa ha sido parte de alguna queja, es una obligación de la PROFECO atender estos asuntos, ellos guardarán celosamente el nombre de las partes involucradas, pero basta con que les digan si o no respecto a su inquietud para evitar malos ratos.

UN CONTRATO

El hecho de que una empresa nos haga firmar un contrato, equivale a que ambas partes nos obligamos a algo y tenemos derecho a otro algo, es la base de cualquier relación contractual desde que los romanos los perfeccionaron, sin embargo, hay puntos importantes a tomar en cuenta antes de creer que un papel que dice “contrato” ya nos ha asegurado que todo estará bien.

1.- Si una empresa que se define como tal, no tiene las siglas A.C, S.C, S.A, etcétera, no es una empresa, aún cuando nos den un domicilio de operaciones y el nombre de un supuesto representante legal, en dicho contrato debe aparecer los datos de referencia del Registro Público del Comercio, y además, debe venir especificado el punto donde conste que efectivamente, quien está firmando sea el representante, de no ser así, igualmente, mejor retírense y vayan a otro sitio.

Si no aparece en el acta constitutiva, puede aparecer en un poder notarial, pero si no exhibe ninguno de estos documentos, tengan cuidado.

2.- En el caso de que dicha empresa sí tenga en el contrato sus datos registrales y aparezca en el acta constitutiva o mediante un poder notarial, que quien lo firma está facultado para ello, deberá venir otro punto importante, como lo es el Registro Federal de Contribuyentes, conocido por sus siglas R.F.C, esto nos da la confianza de que es una empresa debidamente establecida, si no lo tiene, no tiren su dinero.

3.- Respecto al dinero, otra parte que muchos descuidan ante la emoción y la presión que implica hacer pagos en momentos específicos, so pena que el evento sea cancelado, es que si están contratando a una empresa, es la empresa la que debe tener una cuenta para recibir sus depósitos, si les dicen que hagan los depósitos a nombre de una persona física, alegando que es el dueño de la empresa, y no en una cuenta específica a nombre de la empresa que están contratando, de verdad, se pueden llevar una desagradable sorpresa, no se dejen engañar con que la cuenta tiene problemas o demás, no hagan depósitos a nombre de una persona física si quien les está ofreciendo el servicio y con el que contrataron todo, es una empresa.

4.- De cada depósito que hagan, sea por la cantidad que sea, se les debe dar un recibo, este recibo debe contener el nombre de la empresa que está recibiendo su pago, su R.F.C, su domicilio, el lugar donde se está efectuando el pago, la cantidad con letra y número, el nombre de la persona que está haciendo el depósito, el concepto de dicho depósito, y si es un depósito único o si se trata de una serie de depósitos, por igual, en cada recibo debe constar la cantidad que se abona y el resto a pagar, de nada les sirve un recibo que no contenga todas estas condiciones y especificaciones, pero sobre todo, tengan mucho cuidado, porque NO DEBEN ENTREGAR sus recibos por ninguna causa, son su comprobante de que han hecho pagos, la otra parte debe tener un contra recibo o una copia donde diga: “recibí original”, pero NUNCA entreguen sus recibos, no los pueden condicionar que para hacer válida su cuenta deben entregar dichos documentos.

Solo piensen que sin recibos no se puede alegar que se ha efectuado pago alguno y si dichos recibos son a nombre de una tercera persona y no de la empresa, entonces dicha persona podrá decir que esos pagos los recibió por muchas cosas, menos por un servicio contratado con una empresa y no con un particular.

5.- En su contrato se deben especificar los tiempos para hacer cada pago, ya sea del banquete, del salón, la fecha de entrega de los anillos y recuerdos, etcétera, por lo que hay que comprometerse a cumplir en tiempo y forma, de igual manera, si la empresa incumple en alguna de sus obligaciones, pueden solicitar la cancelación del contrato y la devolución de lo que han pagado, esto, ante un juzgado de lo civil, en la vía ordinaria civil mediante la acción de incumplimiento de contrato.
6.- Para efecto de degustaciones, nombren a un comité, esto hará que verifiquen que efectivamente se está trabajando, por igual acérquense a las personas encargadas de los salones o lugares donde se llevará a cabo su graduación, esto hará que tengan una comunicación más estrecha y sepan si la empresa está cumpliendo o no con lo acordado.
Parecen demasiadas las cosas que hay que verificar, pero para eso pueden acercarse a un abogado, que les dará una mayor seguridad respecto a aquello a lo que se están obligando y para lo cual entregan una fuerte cantidad de dinero, quizás represente un gasto, pero es mejor que perderlo todo.
Cumplido con todo lo anterior, dispónganse a disfrutar su fiesta, pues cuando todo termine, se tendrán que enfrentar con el mundo real, ese que está afuera de todas las escuelas y que nos forja como personas y como profesionistas.
Les invito a dejar un comentario y a seguirme en Twitter. Compartan este post, seguro a alguien le será de utilidad en estos momentos.
 
Cuiden su dinero y eviten ser víctimas de este tipo de delincuentes.
Abogado litigante activo, aficionado a los deportes y preocupado por el bienestar y protección de los animales. Fiel dueño de un perro y amante del pozole blanco de Guerrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *