Las mega obras y sus mega fracasos

Y por fin, se abrió el doble túnel de Mixcoac, la máxima obra vial que representará el legado del gobierno de Miguel Angel Máncera en nuestra ciudad.

Una obra que trajo consigo la destrucción de una parte de la poca naturaleza que queda en la Ciudad, pues los árboles de la zona estorbaban para la construcción de este paso vehicular que, a criterio de los altos mandos del gobierno, hacía mucha falta y que todos agradeceríamos.

El problema es que dicha obra trajo consigo todo lo contrario, pues dejó en evidencia la mala planeación al momento de realizar la construcción y por ello, deberán corregir los errores. Fueron 22 meses de construcción y al momento de abrir se dieron cuenta de que una guarnición provocaba más tránsito del esperado.

Pretextos habrá muchos, el punto es que nuevamente una obra de este tipo no funciona, y ni siquiera es por el paso de los años, en este caso, fue el mismo día de la inauguración. Hay obras como la Línea 12 del STC Metro, el segundo piso del Periférico que han resultado en un gran negocio para los que lo administran; el circuito bicentenario y muchas otras que han demostrado que la administración perredista nomás no da una en materia de obras en la hoy llamada Ciudad de México.

Me resulta increíble que todas esa obras, al poco tiempo de que entraron en funcionamiento han presentado fallas muy significativas, y sólo con “parcharlas” siguen funcionando. Hay muchas cosas que no han funcionado como, se supone, deberían, ejemplo de esto es cuando se dijo que con el pavimento hidráulico que se colocó en Circuito Interior ya no habría inundaciones, la realidad es que para disimular eso, ahora ya a las concentraciones de agua les llaman “encharcamientos”.

De la línea 12 del STC Metro, esa que Marcelo Ebrard tenía tanta prisa por inaugurar porque sería su legado a la historia de la Ciudad, muchos opinan que saldría más barato tirar todo y construir nuevamente el metro, de ese tamaño son las fallas de esa obra que, por cierto, no fue nada barata.

Del segundo piso, sólo puedo decir que ha resultado en un gran negocio para algunos y un gran beneficio para esa misma minoria, la ciudad sigue desquiciada para quienes no tienen los recursos para pagar el peaje correspondiente.

Y de este doble túnel, bueno, es el reflejo mismo del gobierno de Mancera, donde todo parece estar hecho al más puro estilo mexicano, es decir al “ahí se va”

Parece mentira que obras como las primeras líneas del metro, puentes como el de Nonoalco, avenidas como Insurgentes y otras obras que se realizaron durante el tiempo que el PRI tenía el control de la Ciudad, después de más de 40 años siguen funcionando, y no, no defiendo al PRI de nada, pero recordemos que en esta Ciudad solo ha habido dos partidos que han gobernado: el PRI y el PRD, y por lo menos en lo que respecta a obras, los primeros fueron menos peores.

Es momento de revisar la situación de la CDMX y ver que realmente ocupamos más árboles y menos obras, si no lo creen, salgan a las calles y disfruten los “encharcamientos”.

Otra obra más del PRD que saldrá más cara arreglar…

Abogado litigante activo, aficionado a los deportes y preocupado por el bienestar y protección de los animales. Fiel dueño de un perro y amante del pozole blanco de Guerrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *