Gerardo Ruíz Esparza socavon

LO DEL SOCAVÓN EN CUERNAVACA Sí TIENE RESPONSABLES

Gerardo Ruíz Esparza, Secretario de Comunicaciones y Transportes, ha dicho que lo del socavón en Cuernavaca, que ocasionó la muerte de dos personas no amerita un “sacrificio político”.

Desde que esta desgracia ocurrió, vemos como ninguno de los tres niveles de gobierno se ha hecho responsable por este terrible suceso, ni el gobierno federal, ni el local, ni el municipal. Todos se han lavado las manos.

Vamos a ocupar un poco la lógica para encontrar al responsable de esto (o responsables):

1.- ¿Quién construyó la obra?

Una empresa denominada ALDESA-EPCCOR.

2.- ¿Por qué dicha empresa fue la que construyó la obra?

Porque ganó una licitación del gobierno federal, quien dio a dicha empresa la cantidad de dinero que de acuerdo a su presupuesto, era la indicada para construir una obra así.

3.- ¿Quien debió vigilar la construcción de esta obra?

La Secretaria de Comunicaciones y Transportes federal, pues si el gobierno dio el dinero, lo mínimo que podía hacer era revisar que lo que pidió se hiciera bien, era una obra federal, con dinero del gobierno federal.

4.- ¿Quién recibió esta obra?

El gobierno federal, incluso hasta el Presidente estuvo presente para inaugurar dicha obra, es decir, recibieron a su entera satisfacción, tanto que permitieron que fuera abierta al público.

5.- ¿Que función cumplía la SCT estatal?

La de avisar al gobierno federal en caso de que esa obra se encontrara en riesgo, la cuestión de drenajes, corrientes de agua y demás, debió ser calculado de inicio antes de construir la obra, no fue una situación posterior ni surgió de la nada, los ingenieros de la constructora debían haber considerado este factor a la hora de construir este paso express.

6.- ¿Ante el suceso, que hicieron los gobiernos locales y municipales?

Actuar con demasiada lentitud, mostrando poca habilidad y pericia, las personas que fallecieron al caer en este socavón estuvieron atrapadas mucho tiempo en tanto los servicios de emergencia se hacían presentes, en realidad ninguno de los dos gobiernos parecía estar preparado para una situación así y el gobierno federal tampoco ayudó mucho.

No se pide un sacrificio político, eso no le va a devolver la vida a quienes fallecieron por esta obra mal hecha y sin ser supervisada, se EXIGE que los responsables den la cara y enfrenten la situación sin necesidad de esconderse detrás del fuero, sin necesidad de tener que sacar la cara solo por requisito pero sin convicción, los mexicanos no queremos otra cosa que no sea justicia y que los responsables paguen por sus actos.

Esta empresa española, por cierto, tiene varios contratos con diversas esferas de gobierno en el país, ha construido varias carreteras, autopistas, viaductos, la ampliación de la línea 12 del metro y más importante, el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.

Nada de que asombrarnos si tenemos en cuenta que esta empresa española tiene presencia en 23 Estados de la República.

¿Cuantas desgracias más tiene que vivir el pueblo de México para que nuestros dirigentes y políticos hagan su trabajo? Si una persona no sirve para un cargo, que lo deje, si una empresa no sirve para un trabajo, que regrese lo que se le pagó, si un gobierno no tiene entre sus prioridades el bienestar de los mexicanos, no merece gobernar…

Abogado litigante activo, aficionado a los deportes y preocupado por el bienestar y protección de los animales. Fiel dueño de un perro y amante del pozole blanco de Guerrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *