Reportera acosada en festejo de las chivas Minerva

VIOLENCIA DE GENERO, EL AFICIONADO CHIVA QUE NOS RECUERDA QUE NOS FALTA MUCHO POR MEJORAR

Anoche el equipo de futbol conocido como Chivas del Guadalajara, se alzó con la victoria en su propio estadio, venciendo en tanda de penalties a su similar de Toronto, ganando así la Copa de Campeones de la CONCACAF.

Todo fue felicidad y alegría para los que ahí festejaron, para la gente que se dio cita en la Minerva para unirse a la euforia que provoca esta victoria de uno de los equipos grandes de México, pero hubo algo que aún para quien no le guste el futbol, no puede pasar desapercibido.

Y es que en plena transmisión internacional de la cadena FOX SPORTS, la reportera María Fernanda Mora, fue víctima de violencia de género.

Todo sucedió mientras ella, profesionalmente, realizaba su trabajo haciendo la cobertura sobre el festejo y la fiesta de los aficionados a las Chivas de Guadalajara, y ahí, apareció a cuadro, frente a las cámaras de una cadena internacional, cuando sucedió la detestable y reprobable acción por parte de un aficionado tapatío, y ella profesional, aguantó una serie de tocamientos hasta que pudo más el coraje y respondió golpeando con el micrófono al que se quiso hacer el gracioso frente a las cámaras.

De acuerdo al twitter de la reportera, no fue una, sino varias veces las que fue agredida en ese instante, que como dije, de forma profesional aguantó hasta que ya no pudo y respondió en ese momento, quedando grabado y transmitido en cadena internacional, mostrando así algo que nos debería llenar de vergüenza e indignarnos profundamente como sociedad.

La violencia de género no se ha erradicado, y parece que falta mucho para ello, mujeres son violentadas en cada aspecto de su vida, sin importar la edad, la clase social, la preparación académica, una mujer no puede estar en paz en este país al menos, porque nunca faltará el “gracioso” como el aficionado que pensó que su conducta debía ser aplaudida por todos.

Una mujer pareciera que no puede vestirse como ella quiere porque se expone a que en la calle la molesten, no puede pasarse de tragos en una fiesta porque corre el peligro de que incluso quienes se dicen sus amigos, abusen de su estado, una mujer no puede salir sola en la noche porque no faltará el que quiera abusar de ella, una mujer no puede subir al transporte público sin el riesgo de que alguien la toque sin su consentimiento, una mujer no puede ser amable porque entonces alguien piensa que puede abordarla con otras intenciones, una mujer no puede ser libre, porque vive presa de este miedo cultivado por una sociedad machista.

Las leyes existen para regular la conducta entre todos aquellos que vivimos en sociedad, procuran la sana convivencia entre todos, pero son inútiles cuando la conciencia es mínima y los valores son escasos, ningún hombre tiene el derecho de hacer su voluntad sobre una mujer, bajo ninguna condición ni en ninguna circunstancia, la mujer debe ser respetada en todo aspecto, como cualquier persona.

Un aficionado nos mostró ese lado que muchos niegan, y es que en México, se sigue con la idea de que el hombre puede servirse de la mujer en cualquier sentido, y entendiendo la mentalidad del tipejo aquel, seguramente pensó que si ella no reaccionó al primer tocamiento, es porque le gustaba, así que le siguió, hasta que la reportera no aguantó, así de podrida es la mentalidad todavía de muchos, y no parece haber un gran avance al respecto.

Es una labor en conjunto, porque igual de detestable es que todos los que estaban alrededor no hicieron nada por impedir estas acciones, ya no solo la educación es básica en este sentido, también debe haber castigos ejemplares para combatir conductas como esta.

Lamentable y vergonzoso este episodio, pero indignante es que muchos crean que es algo normal y que se hace mucho ruido por nada, mientras no superemos ese pensamiento como sociedad, estamos lejos de una equidad de género real y las mujeres seguirán siendo víctimas de esto y peores cosas, porque además, no faltará quien diga que ellas lo provocaron.

No más violencia de género!!!

Abogado litigante activo, aficionado a los deportes y preocupado por el bienestar y protección de los animales. Fiel dueño de un perro y amante del pozole blanco de Guerrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *