El Mijis, Pedro Carrizales, la muestra clara del México de hoy

El Mijis, Pedro Carrizales, la muestra clara del México de hoy

Pasaron las elecciones y el pueblo decidió, con su voto libre y soberano, darle a MORENA todas las bases para que haya un cambio en este país.

No solo ganaron la presidencia a través de su candidato, Andrés Manuel López Obrador, también ganaron gobernaturas, alcaldías, senadores y diputados, tanto federales, como locales, lo que se conoce en política como “carro completo” algo que se le criticó muchos años al PRI de otros sexenios y que hoy, la gente ha hecho que resurja en esta época, será la historia la que decida si fue para bien o para mal.

Y precisamente, hablando de diputaciones locales, la que más ha dado de que hablar, es la obtenida en San Luis Potosí, en el Distrito VIII por parte del que inicialmente se postuló como candidato independiente y después se unió a MORENA, el señor Pedro César Carrizales Becerra, mejor conocido como “El Mijis”, que sin duda ha expuesto con su victoria, lo que da título a esta columna de opinión de forma literal: la muestra clara del México de hoy.

El Distrito VIII se comprende de la siguiente manera:

Dicho distrito tiene demarcación dentro de la cabecera en la capital del Estado y abarca colonias difíciles, con alta concentración de comercio y estratos sociales medios y bajos como lo son Jardines del Valle, Prados, Santa Fe Oriente, Unidad Habitacional Ponciano Arriaga, Fraccionamiento Valle Dorado, Ricardo B Anaya, Central De Abastos, Prados De San Vicente, Fraccionamiento La Libertad, Valle Dorado, Villa De Pozos, Industrial San Luis, La Pila, Tres Naciones y Noria De San José entre otras.

¿Quién es Pedro Carrizales?

Un ciudadano cuya historia se basa en lo adverso del ambiente en el que pasó su niñez y su juventud, donde se volvió un pandillero, un joven como muchos otros de este México en el que vivimos, que tomaron el camino fácil para conseguir la atención requerida y cubrir sus necesidades, la mas importante, sentirse parte de algo en donde se desarrollara libre y sin la opresión de las normas sociales y de un sistema podrido, y como él, sin duda, en este país muchos jóvenes atraviesan esa situación, quizás no por los mismos motivos, pero el final es el mismo.

Dentro de su etapa como pandillero, se le acusó de diversos delitos, desde robo, allanamiento, hasta de tentativa de homicidio por haber baleado a cuatro personas, si bien, estuvo sujeto a proceso en reclusión, esto es, preso en tanto se resolviera su situación legal, fue absuelto de dichos delitos, aunque siguiendo con la línea del México de hoy, eso no quiere decir que haya sido inocente, pues hay muchos criminales que hoy están libres debido a las facilidades de este sistema judicial, de leyes con muchos vacíos y con dinero para conseguir que un expediente no se integre correctamente y con ello, se alegue y se exija la libertad de un inculpado,

Con esto, en ningún momento quiero decir que “El Mijis” sea culpable, lo que digo es que no es inocente, que son cosas diferentes, tampoco se trata de que haya guerra sucia contra su persona, no, se trata de decir las cosas como son, como mucha gente no quiere aceptar.

Discriminación

Una de las cosas que se han visto, en el  México de hoy, es la discriminación que ha recibido Pedro Carrizales por su aspecto, y es quizás la parte mas detestable del asunto, a nadie se le puede juzgar por su apariencia, por sus ideas, por sus opiniones, siempre serán los motivos los que determinen los actos, los que definan a una persona, y por ello, quienes ven en él a un individuo no apto para un cargo, es menester recordarles que hombres y mujeres, con buenos cortes de cabello, con trajes y calzado finos, de notable presencia, han resultado ser los peores ladrones que ha tenido el país hasta la fecha.

Pareciera que esto solo sirve para disfrazar sus antecedentes policiales, no penales; hacer que una persona se vuelva víctima para que se le perdone su pasado es una de tantas maniobras que la política y la justicia, no solo en México, ocupan para conservar el poder o para limpiar la imagen de alguien, como en su momento pasó con el juicio de Mike Tyson por el asesinato de su mujer, la justicia determinó que no era culpable, pero eso no lo hizo inocente, solo le dio la libertad para salir y volverse a meter en problemas, lo que evidenció al sistema judicial norteamericano que cayó bajo las presiones raciales y sociales de toda una nación.

Lo mismo pasa hoy con “El Mijis”, hay que empoderar su posición basados en la discriminación, sin importar que tenga o no la capacidad para legislar, pues esa es la labor de un diputado, lo terrible sería que el partido que lo postuló, decida removerlo y poner en su lugar a su suplente, suplente que fue nombrado por el partido, no por el candidato, pues de ser así, estaríamos ante una evidente muestra de que lo podrido no era el sistema, sino de quienes lo hacen valer.

El cumplió con todos los requisitos de ley para postularse como candidato, ganó en buena lid porque así lo decidió la gente y estoy seguro que sus tatuajes y su aspecto nada tienen que ver con su capacidad para llevar a cabo su trabajo, y es parte del México de hoy: gente que ocupa cargos porque la gente así lo decidió, sin importar la capacidad que tenga o no para hacerse cargo.

Me recuerda a lo que un Secretario dijo cuando tomo posesión de su cargo : “vengo a aprender como se hace el trabajo”, declaración que por cierto, muchos tomaron de pretexto para satanizar al gobierno, por poner gente en puestos que ni saben como operan, lo que de inicio lo convirtió en un incompetente.

Así pues, la historia de “El Mijis” se presenta como una de tantas que habrá en este nuevo gobierno de cambio, ojalá su partido lo deje en el cargo para que nos enseñe que llegó ahí para trabajar y no solo para ganar un lugar en el Congreso local a favor de un partido y nada más.

Abogado litigante activo, aficionado a los deportes y preocupado por el bienestar y protección de los animales. Fiel dueño de un perro y amante del pozole blanco de Guerrero.

5 thoughts on “El Mijis, Pedro Carrizales, la muestra clara del México de hoy

  1. Bien dicho lic .esta persona no la conosco y cierto es que no la conocere . Y su tan criticada apariencia creo no merece ningun desprecio pues e conocido personas en este sexcenio de. Muy buen loc entre comillas y super rateros ,traidores, que dan asco lo que an echo .disculpen mi ortografia no soy estudiado asta no verlo trabajar tendré una opinion para mi qué me aga reclamar de su trabajo y comportamiento

  2. No hagas caso de comentarios mal intencionados de personas retrógradas y envidiosas tú vales lo que quieras no lo qué los demás digan , toma cursos para qué te actualices y sigue creciendo te deseo mucha suerte 💗

    1. Saludos.

      Agradezco mucho su comentario, y si, el hoy Diputado electo no debe hacer caso a aquellos que lo juzgan y debe demostrar que está ahí porque puede lograr mejores resultados que los que han estado antes.

      La envidia se caracteriza por ese deseo de tener para si lo que otros tienen, sin importar si se necesita o no, aquí hablamos de esa discriminación que ha sufrido este personaje, que en el discurso pareciera solo se pronuncia para distraer la atención de otros aspectos que son más importantes en un representante popular.

      Muchas gracias por su comentario y espero no sea el último, saludos desde la CDMX.

  3. Jesús Guerrero.

    En primer lugar, gracias por su comentario, es muy importante sin duda, la idea primordial de este artículo es que nada importa la apariencia del hoy Diputado electo, sino que hay que ver su capacidad para legislar en su Estado, la gente votó y habrá que ver si acertaron o no.

    En segundo lugar, espero que continué dándonos su opinión respecto a lo que aquí escribimos, le envío un fraternal saludo desde la CDMX.

    Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *