voto electrónico en México

El voto electrónico en las elecciones mexicanas

Los mexicanos que radican en el extranjero, tienen el derecho de votar desde el país donde se encuentren, cubriendo una serie de requisitos, el primero, es contar con una Credencial Para Votar (CPV) o una Credencial Para votar Desde el Extranjero (CPVE), además de estar en la Lista Nominal de Electores en el Extranjero, para esto, el Instituto Nacional Electoral, a través de su portal, da un enlace para poder registrarse y poder votar en las elecciones locales y federales de este 2018.

Ya estamos a punto de alcanzar la segunda década del siglo XXI, y sin embargo, el voto en el extranjero aún se hace por vía postal, lo cual refleja que el sistema electoral es obsoleto para casos como este, sin embargo, esto en algún momento y por ley, deberá cambiar.

De acuerdo a la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, en su apartado de transitorios, respecto al voto vía electrónica, debemos observar lo siguiente

Décimo Tercero . El voto de los mexicanos en el extranjero por vía electrónica, se realizará hasta en tanto el Instituto Nacional Electoral haga pública la comprobación del sistema a utilizar para la emisión del voto en dicha modalidad. Para tal efecto, deberá contar con el dictamen de al menos dos empresas de prestigio internacional. Dicho sistema deberá acreditar certeza absoluta y seguridad comprobada, a efecto de garantizar el efectivo ejercicio del derecho al voto de los ciudadanos mexicanos residentes en el extranjero.

Para ello, el sistema que establezca el Instituto deberá garantizar, entre otros aspectos:

a) Que quien emite el voto, sea el ciudadano mexicano residente en el extranjero, que tiene derecho a hacerlo;

b) Que el ciudadano mexicano residente en el extranjero no pueda emitir más de un voto, por la vía electrónica u otra de las previstas en esta Ley;

c) Que el sufragio sea libre y secreto, y

d) La efectiva emisión, transmisión, recepción y cómputo del voto emitido.

En caso de que el Instituto determine la adopción de un sistema para la emisión del voto de los ciudadanos mexicanos residentes en el extranjero, deberá realizar la comprobación a que se refiere el presente transitorio antes de que inicie el proceso electoral del año 2018. De no contar con dicha comprobación para el proceso electoral referido, lo dispuesto en este transitorio será aplicable para los procesos electorales subsecuentes, hasta que se cuente con la comprobación respectiva.

Y bueno, nada pasó para estas elecciones y por ello, el voto en el extranjero se realizará vía postal, la pregunta es ¿Hasta cuando?

Estamos muy atrasados tecnológicamente hablando, basta con recordar que las fallas del sistema que el INE aprobó para que los candidatos independientes obtuvieran firmas a su favor y éstas se cargaran al sistema del INE para validar su candidatura, tuvieron tantas fallas que tuvo que ser la autoridad judicial competente la que determinara que dos candidatos como el caso de Margarita Zavala y Jaime Rodríguez tuvieran su derecho a aparecer en las boletas,y aunque el Tribunal Federal Electoral haya fundado y motivado su resolución en la ley y sus reglamentos, la verdad es que el INE no cuenta con expertos en la materia tecnológica para corregir estos problemas de raíz, no por lo menos hasta estas elecciones.

Este Décimo Tercero Transitorio será letra muerta hasta en tanto el Instituto Nacional Electoral no se actualice pero sobre todo, exista un sistema que no tenga tantas fallas como el que probaron para poder escanear una credencial para votar y con esto, sumarse a las firmas que la ley exige para que un candidato independiente pueda contender, de igual manera, mientras esto no cambie, las votaciones dentro del país serán como lo han sido hasta ahora, por medio de boletas que se depositan en urnas y que se dejan al cuidado de los ciudadanos integrantes de cada una de las casillas para que cuenten los votos.

En una era digital, esto se ve ya casi incomprensible, pero es una realidad que tendremos que seguir viviendo hasta que las cosas cambien de manera tecnológica, quizás el miedo a este tipo de tecnología sea que algún tercero interfiriera con los datos, que alguien tirara el sistema (algo ya visto) o que de plano, no funcione en el momento de aplicarlo pese a haber hecho pruebas previas, algo que ya vimos que es factible.

Siguiendo con las realidades, no todos en el país cuentan con acceso a una computadora para poder enviar su voto, y a mucha gente le causa confusión aún el uso de la tecnología en vez del tradicional lápiz y papel, en el supuesto de que como en otros países, las urnas en vez de boletas, tengan un botón y una pantalla, así que lo primero que se debe hacer es conseguir que México avance en ese sentido, lo cual se ve muy lejano, lastimosamente.

Así que para las próximas elecciones y quizás las del 2024, sigamos con este sistema electoral, lo que no puede decir, si sea para bien, o para mal…

Abogado litigante activo, aficionado a los deportes y preocupado por el bienestar y protección de los animales. Fiel dueño de un perro y amante del pozole blanco de Guerrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *