Edrich Ballesteros Opinólogo DNaranja News

Ni robo ni fraude, el tribunal electoral hace valer la ley

Desde que se dieron las elecciones pasadas en nuestro país (México) mucho he visto respecto a la falta de información que abunda entre los ciudadanos, muchas veces, auspiciada por los mismos políticos que parece que lo único que les importa es generar odios inútiles entre la población, para aprovecharse de esto y en algunos casos hacerse las víctimas o parecer los héroes.

Lo último que he visto, es el clamor popular y político respecto a las determinaciones del Tribunal Electoral, en donde ha decidido reducir el número de diputados y senadores electos de MORENA para repartirlo entre los demás partidos, y esto, ha generado mucha polémica, pero en realidad, insisto, es falta de información, ya que pese a los dichos de la dirigencia de MORENA, que me niego a creer que no conozcan la ley, y sobre todo la Constitución, el Tribunal solo está cumpliendo con la ley.

Y es que la Constitución, en su artículo 116 señala:

Las legislaturas de los Estados se integrarán con diputados electos, según los principios de mayoría relativa y de representación proporcional, en los términos que señalen sus leyes. En ningún caso, un partido político podrá contar con un número de diputados por ambos principios que representen un porcentaje del total de la legislatura que exceda en ocho puntos su porcentaje de votación emitida.

Lo que pasó en las elecciones, se conoce como “Sobrerrepresentación” es decir, cuando un partido tiene más de 300 representantes electos por ambos principios (mayoría relativa y representación proporcional) es decir, los que hicieron campaña y los que llegaron como plurinominales, algo que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos no permite, algo que los dirigentes de los partidos políticos y los políticos mismos deberían saber.
Hoy acusan de fraude y dicen de todo en contra de las autoridades electorales, pero en serio ¿Qué no saben o desconocen de este artículo constitucional? Por eso, es que me queda más claro que lo que hacen es incitar al odio, es más fácil hacerse las víctimas y decirse robados que salir al público y decir: “Respetamos la ley”
Si los próximos a gobernar el país durante 6 años, no comienzan desde ahora, a hacer cosas diferentes, a seguir las leyes en la forma correcta, a respetar las normas, entonces yo no creo que haya un cambio real, tienen un rato antes de que comience su gestión, pueden aprender, pueden leer, pero sobre todo, pueden ser sinceros con los ciudadanos, aceptar su error, su desconocimiento si lo hubiera (que no creo) y empezar bien.
Así que no, no hay robo, no hay fraude, no  hay por qué odiar a las instituciones ni creer que todo tiene que ver con corrupción ni con una mafia en el poder, las leyes existen para la mejor convivencia entre los habitantes del país, y quien no esté dispuesto a respetarlas, no merece gobernar, sea del partido que sea…

Abogado litigante activo, aficionado a los deportes y preocupado por el bienestar y protección de los animales. Fiel dueño de un perro y amante del pozole blanco de Guerrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *