El Ministerio de las Colonias

Tres países orquestaron un ataque a Siria argumentando que ese país de Medio Oriente tiene armas químicas, la misma tesis que se dio para invadir Iraq tiempo atrás. Las muertes que ha producido el conflicto bélico interior de Siria son reprochables sin importar el bando.

Más allá de analizar quién tiene la razón en este complejo conflicto belicoso que cada vez adquiere proporciones mayores, quiero centrarme en el hecho de que la Organización de las Naciones Unidas existe precisamente para ser un órgano autónomo que permita buscar soluciones pacíficas y acciones en este tipo de escenarios.

La Carta de las Naciones Unidas fue firmada el 26 de junio de 1945 y ahí en su capítulo V, VI y VII establece los procedimientos a seguir en caso de amenazas a la paz y de cómo primero se deberán de llevar a cabo discusiones y posteriormente resoluciones en el Consejo de Seguridad en torno al caso que se esté evaluando.

Lo delicado aquí es que tres países tomaron medidas fuera de la ley internacional y sin haberlas consultado previamente en el Consejo de Seguridad de la ONU, éste sesionó a posteriori y en dicha reunión se votó en contra de la resolución de condenar el ataque a Siria.

Sólo tres países votaron a favor: Rusia, China y Bolivia. Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Países Bajos, Suecia, Kuwait, Polonia y Costa de Marfil votaron en contra. Se abstuvieron: Etiopía, Kazajstán, Guinea Ecuatorial y Perú. Me pareció forzada la declaración de algunos países para intentar justificar su abstención o voto en contra de la resolución.

El razonamiento que se plantea es que si el ataque proviene del bloque aliado es por el bien de la humanidad y cuando el ataque proviene de otro bloque es un delito internacional. La guerra es deplorable sin importar de donde venga, cada vida cuenta.

¿Existe como tal un órgano autónomo o solo se convalidan resoluciones previamente acordadas en otras mesas? ¿Cada país cuenta por igual o unos cuentan más que otros? Si bien es cierto existe el derecho de veto que da mayor poder a algunos países, sería triste pensar que ya ni se tenga que recurrir a ese instrumento sino que algunos países miembros actúen de manera satélite e intenten justificar de manera lacayezca su postura, dejándose llevar por otros intereses.

¿Qué ha pasado con las Malvinas, con el Sahara Occidental, Guantánamo, Puerto Rico? Según la lista oficial del Comité Especial de Descolonización de la ONU existen 16 colonias pertenecientes sólo a tres países, curiosamente los tres países que atacaron Siria.

Millenial, ciudadano de la aldea global, peregrino de la vida. Ingeniero Industrial amante de las letras y el café con pan. La sociedad civil es la vía. Síganme los buenos: @AgustinHdezRojo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *